Tecnología

Unos audífonos que no hay que quitarse para ir a nadar

Prácticamente desde la invención del Walkman original, los audífonos –primero los de cable y ahora los inalámbricos– se han convertido en parte esencial de la experiencia de hacer deporte.

Pero algunas disciplinas simplemente no son compatibles con los cables y las baterías. Los audífonos, incluso los de mejor factura, pueden sufrir en ambientes de alta exigencia y, en especial, si hay agua involucrada.

Por eso resulta atractiva la promesa de los nuevos Walkman NW-WS620: ser el compañero ideal para muchos deportistas, al resistir por igual el polvo y el agua.

Con un aspecto informal y cuerpo flexible, este dispositivo se compone de una diadema y un control remoto que cuentan con resistencia al polvo (o la arena). El WS620 soporta temperaturas que van entre -5 y los 45 °C y es, claro está, resistente al agua.

Mientras que el control remoto puede soportar salpicaduras o ser usado bajo la lluvia Sony dice que puede, incluso, lavarlo en el grifo o en la ducha), los audífonos son verdaderamente sumergibles. Con tapones resistentes, pueden permanecer bajo el agua hasta 30 minutos a una profundidad de 2 metros. Y en caso de que se lo pregunte: sí, eso incluye también el agua salada.

PRODUCTOS DE INTERÉS